jueves, 5 de septiembre de 2013

Comunicación Interna, productividad y rentabilidad.



¿Y de qué sirve invertir en Comunicaciones Internas dentro de mi empresa? Esta pregunta debo responderla con frecuencia. Y, en esta ocasión, comparto algunas líneas que reitero en mis respuestas, en esas primeras conversaciones, con algunos clientes.

La comunicación es un proceso connatural al ser humano y a todas las actividades que realiza. Prescindir de la comunicación es imposible.

Ejecutar acciones comunicacionales, derivadas de reflexiones y de una planificación previa dentro de una organización, es aumentar las probabilidades de tejer relaciones sólidas, lo que -además de generar un profundo bienestar- aumenta de manera creciente y sostenida la productividad y rentabilidad de la empresa.

Asumir las comunicaciones como un proceso que va trenzando los demás procesos que le dan vida a una industria, es otorgarle a la empresa una bitácora con destino a buen clima laboral. Se trata de abordar el camino de la transformación cultural consciente, reconociendo aquello que distingue nuestro quehacer, acercándonos cada vez más al bienestar de quienes hacen posible la organización.

Cuantificar las pérdidas que significa mantener relaciones insalubres dentro del ámbito laboral, resulta tan titánico como inútil. Preciso es poner manos a la obra y medir cada tanto para saber si vamos por buen camino.


El primer indicador será el número de sonrisas en su entorno, el contenido de las conversaciones de la gente que hace posible que la empresa opere. Y, todo eso, redundará en beneficio de los números, de la data pura y dura: productividad y rentabilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...